Sin título

Faltan unos días para que acabe el otoño y hoy he hecho estas galletas para despedirlo.

Son las típicas galletas de mantequilla que luego se decoran con glasa de colores, pero esta vez el color se le da a la masa, mezclándolo y consiguiendo este efecto de hoja caída.

La receta de estas galletas es muy sencilla, podéis leerla en este blog o en cualquier libro de cocina.

Una vez tenemos la masa hecha, la dividimos en tantas partes como colores queramos darle a las hojas; yo he usado siete tonos diferentes y he teñido la masa con colorante alimentario

Sin título

Después hay que separar la masa en pequeños trocitos y mezclar todos los colores de la siguiente forma:

Sin título

Así al pasarle el rodillo y aplanar la masa de galletas todos los colores quedan unidos pero sin mezclarse

Sin título

Luego utilizamos el cortador de galletas para crear las hojas. Los míos los compré en los chinos por 2€ y venían tres de diferentes tamaños, pero si no los encontráis, aquí os dejo el mismo artículo por incluso menos dinero

Sin título

Colocamos las galletas sobre un papel vegetal en la bandeja del horno y las metemos durante 10 minutos a 180ºC

Sin título

Están buenísimas y la verdad es que son muy originales. Las vi por primera vez en este blog y tenía muchas ganas de hacerlas, espero que vosotros también os animéis a probarlas :)

Sin título

Sin título